Palets para la oficina, ¿te atreves?

Este tipo de mesas de palets para la oficina le dará un toque moderno a tu estancia.

Creer que los palets solo sirven para hacer muebles para el hogar es un error muy grande. Con ellos, puedes hacer cualquier cosa… si es posible en tu imaginación, también lo será en la realidad. Si estás montando un negocio, tienes tu propia oficina o un amigo te ha encargado que le decores su despacho, olvídate de muebles suecos y atrévete a hacer muebles de palets para la oficina. Aunque queramos darle un aire más formal a nuestro negocio u oficina, los palets también pueden cumplir con su cometido.

Ya hemos visto anteriormente mesas con palets, pero hoy vamos a ver opciones más específicas para hacer muebles de palets para la oficina, el despacho o tu negocio.

 

Comenzamos, como siempre, por el nivel cero, la mesa más sencilla en la que solo necesitarás fijar unos palets a otros y rematar la parte superior con un cristal o un panel de madera o el material que más te guste. Es la forma más fácil de comenzar a hacer una oficina con palets. La mesa de reuniones o el escritorio es imprescindible y con este material ahorrarás bastante, además de darle un pequeño toque original sin perder el clasicismo que nos aporta la madera.

La opción anterior la podemos complicar un poco si hacemos patas convencionales, aunque también en este material. Las mesas de palets para la oficina debes reforzarlas bien en caso de elegir esta opción, ya que sobre ella suele cargarse bastante peso y sostener aparatos valiosos. No daría una buena imagen si en una visita con un cliente se desmorona la mesa y mucho menos te gustaría que se rompiera el portátil de un golpe en el suelo. Es mejor prevenir que curar.

No hace falta que te compliques haciendo cajoneras, el propio palet nos da huecos (como los que vemos en la foto inferior) donde podemos guardar los útiles que te vayan haciendo falta para el día a día. Lo tendrás siempre a mano pero perfectamente ordenado. ¡No renuncies al orden en tu oficina!

La última opción es igualmente fácil de construir, solo necesitas un poco de imaginación y tener cuidado en repartir bien las cargas y los pesos, ya que si no lo haces correctamente puedes desequilibrar tu mesa de palets para la oficina. También puedes hacer estanterías de pared a juego como las que vemos en la imagen e incluso si te gusta, un mueble auxiliar para ponerlo en la parte trasera y guardar los documentos más confidenciales o aquellos papeles que no necesitas a diario pero que debes conservar.

Estas ideas son muy prácticas tanto si quieres montar tu propio negocio desde cero y no tienes mucho presupuesto, como si quieres darle a tu oficina un aire natural, sencillo y sostenible.

No importa si tu negocio es un despacho a pie de calle, una tienda o una oficina a la que solo accedéis los trabajadores. En cualquier caso, cuando estamos trabajando necesitamos sentirnos cómodos en el espacio que ocupamos y disponer de un ambiente abierto, limpio y ordenado es fundamental. Las oficinas de palets nos ayuda a poner personalizarlo al mínimo detalle, no todos los despachos necesitan la misma distribución y a veces los muebles que encontramos ya hechos en el mercado no cumplen perfectamente con lo que necesitamos en cada caso.

Además, por la facilidad que tienen los palets a la hora de trabajarlos, tanto si estamos haciendo una oficina de palets como cualquier otro mueble, nos permite modificar complemente nuestro proyecto en un futuro si necesitamos cambiar la distribución. Para ello recuerda unirlos siempre mediante un sistema de fijación de tornillos y no con pegamento permanente ya que este siempre es más difícil de eliminar en un futuro.

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *