Espuma a medida. Medidas, densidades, durezas? [Explicación]

Espuma a medida. Vale, pero… qué debo saber?

En este post vamos a explicar todo lo que se debe saber a la hora de encargar espuma a medida para nuestro sofá. A todos nos llega el momento en que los cojines de nuestro sofá se nos han hundido del paso de los años y tenemos que cambiarlos.

Cuando este momento llega, empieza la búsqueda de empresas que nos puedan solventar el problema. Y si puede ser barato, MEJOR.

Pero antes de ponernos a ello, hay ciertas cosas que debemos saber.

Medidas

Cada día son más los tipos de sofás que nos encontramos en el mercado. Los hay desde los que incluyen formas cuadradas como de costumbre hasta los que optan por combinaciones más originales y novedosas.

El tema es que cada sofá posee una medida determinada y, a pesar de existir medidas estándar, también a nosotros nos gusta poder poner un grosor más adecuado a nuestras necesidades y hacer nuestro sofá a la medida. El corte de espuma a medida nos permite hacerlo.

Por tanto, para poder tener un sofá que realmente nos guste, nos quepa en las fundas que tenemos y estemos contentos con el resultado, tendremos que primero medir la espuma que estos sofás están utilizando.

Hay que tener en cuenta que es la espuma lo que tenemos que medir, no la funda. La espuma siempre será un poco más pequeña que la espuma y necesitamos saber las medidas exactas para que la espuma a medida que compréis quepa perfectamente en vuestras fundas.

Las medidas necesarias, en caso de ser una pieza cuadrada, serían el largo, el ancho y el grueso. En el caso de piezas más complicadas recomendamos siempre hacer una plantilla en cartón y enviarla al proveedor de espuma para que el la corte con la forma de la plantilla.

Densidad.

Una vez sepamos la medida exacta, tenemos que saber en qué calidad queremos nuestra espuma, y eso va a depender de la aplicación que le queramos dar. No podemos elegir la misma calidad para un respaldo que para un asiento que para un brazo de sofá.

La goma espuma posee un factor llamado densidad y, en nuestro catálogo, este factor va desde los 20Kg/m3 hasta los 55Kg/m3. Una forma fácil de explicar cómo afecta este valor a la calidad de nuestra espuma es que las espumas de menos calidad son las de densidades inferiores y las de gran calidad las de densidades superiores.

El hecho de que tenga más densidad no significa que vaya a ser una espuma más dura. Eso lo da el siguiente factor que ya comentaremos más adelante. Todas las calidades tienen su aplicación como se va a explicar ahora.

Para los asientos siempre vamos a querer la calidad más alta, ya que va a ser la parte del sofá que más peso va a soportar y la que realmente nos va a aportar esa comodidad que estamos buscando.

Para los respaldos, al soportar menos peso, podremos elegir una calidad media.

Y para los brazos y espumas de relleno de huecos podremos elegir la calidad más baja, ya que su función no es de aportar comodidad sino de “rellenar espacio”.

 

Dureza.

A parte de la densidad también tenemos el factor de la dureza. Este factor va a dirimir lo que se hunde la espuma con la presión ejercida. A más dureza, menos se hundirá y por tanto, valga la redundancia, más dura estará la espuma.

Este factor va más por gustos. Hay a personas que les gustan sus espumas que sean más blandas y otras más duras. Aquí sois vosotros los que podéis elegir.

Hay que tener en cuenta qué partes del sofá van a soportar más peso y cuales no. No podemos poner la misma dureza para el asiento que para el respaldo. El asiento siempre deberá ir más duro que el respaldo.

También hay que tener en cuenta el peso de las personas que lo han a utilizar. Difiere mucho, como ya os imaginareis, una persona de 70kg que una de 130kg. Si ambas utilizan la misma espuma, ésta se hundirá más con la persona de 130kg, por lo que le hará falta una dureza de espuma mayor.

Para el respaldo pondremos una dureza inferior, si no queremos que nuestra espalda termine con los dolores de una persona 30 años mas mayor que nosotros.

Normalmente recomendamos una dureza suave o blanda ya que, como hemos dicho anteriormente, soporta mucho menos peso que el asiento.

 

Corte en el momento.

Una vez ya sabemos las cosas que tenemos que saber antes de elegir la espuma que le vamos a poner a nuestro sofá para los próximos taitantos años, podemos mostraros las espumas que tenemos.

Desde Allfibre ponemos a su disposición la más amplia variedad de densidades, calidades y durezas de goma espuma específica para cualquier necesidad.

Gomaespuma ultra suave para respaldos de sofas, con efecto tacto pluma. Gran comodidad y resistencia.

1

Gomaespuma media para asientos de uso esporádico, económicas y resistentes.

2

Gomaespuma HQ, calidad extra.  Desde 30 kg/m3 hasta 55 kg/m3. (Como hemos dicho, los kg/m3 no quieren decir dureza, sino resistencia y comodidad). 35 densidades distintas para asientos, desde tacto plumón hasta gomaespuma ultra duras.

Gomaespuma ignifuga. Cualquier necesidad en gomaespuma con certificado BritishStandard b.s.5852 part 2. O california bulletin 117. O gomas cmhr. Cumplimos cualquier especificación técnica que sea solicitada.

Relacionados

1 thought on “Espuma a medida. Medidas, densidades, durezas? [Explicación]”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *